DIY. ¿Qué piensan los clínicos?


Los mismos problemas que planteábamos con el DIY y la diabetes estaban en la mente de los profesionales del Reino Unido por lo que el año pasado  decidieron realizan una encuesta cuyos resultados se han publicado en The Lancet Diabetes and Endocrinology.con los siguientes resultados

  1. La mayoría de los encuestados estaban interesados en apoyar a los usuarios de sistemas de páncreas artificial DIY; pocos advirtieron activamente contra el uso de los sistemas DIY
  2. La mayoría de los encuestados no iniciaron discusiones sobre los sistemas de páncreas artificial DIY en la clínica debido a la preocupación de que los sistemas no están regulados o aprobados, por conocimiento insuficiente de los sistemas o por temores de posibles indemnizaciones.
  3. Casi todos los encuestados habían podido proporcionar atención continua a los usuarios de sistemas de páncreas artificial DIY, aunque más de la mitad no se sentían cómodos proporcionando dicho apoyo clínico.
  4. La mayoría de los encuestados no se sentían cómodos describiendo los riesgos y beneficios de los sistemas de páncreas artificial DIY; muchos estuvieron de acuerdo en que los sistemas DIY podrían ser “peligrosos en las manos equivocadas” o tenían “más riesgos que los sistemas aprobados”
  5. Casi todos los encuestados estaban interesados en aprender más sobre los sistemas de páncreas artificial DIY
  6. Casi la mitad de los encuestados indicaron que optarían por utilizar un sistema de páncreas artificial DIY si tuvieran diabetes tipo 1.

La misma revista publica un comentario de Emma G Wilmot y Thomas Danne titulado  ‘DIY Artificial Pancreas Systems: The Clinician’s Perspective’ que afirma “Las cuestiones médico-legales de la prestación de cuidados para los usuarios de DIY siguen siendo complejas e inciertas” y han concluido lo siguiente, con lo que estoy de acuerdo:

Los sistemas de páncreas artificial DIY no están regulados ni aprobados, y se desconocen sus riesgos. Sería imprudente que los profesionales de la salud promocionaran activamente su uso.  Sin embargo, si una persona viene a la clínica usando un sistema DIY, existe el deber de proporcionar atención y apoyo continuos. Los usuarios de sistemas DIY lo hacen bajo su propio riesgo. 

El número de usuarios de sistemas de páncreas artificial DIY está aumentando y los profesionales de la salud deben estar preparados para recibir a estos usuarios en la clínica. En última instancia, como profesionales de la salud tenemos el deber ético de apoyar a las personas que viven con diabetes para lograr el mejor control glucémico del que sean capaces, cualquiera que sea el medio, si entienden los riesgos potenciales de la terapia elegida.

Como comunidad de diabetes, necesitamos trabajar juntos para garantizar que los sistemas de asa cerrada que cambian la vida de las personas con diabetes puedan ponerse a disposición de aquellos que quieren usarlos, ya sea una opción de negocio o un sistema de DIY“.

Publicado en DIYEtiquetado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s